Braces Tradicionales

Qué saber sobre los brackets metálicos

Los frenos tradicionales se componen de soportes que se fijan a los dientes y alambres que se enroscan a través de las ranuras de los soportes. Algunos pacientes también pueden tener bandas de metal que rodean los dientes posteriores. Los cables se sujetan a los soportes mediante pequeñas bandas de goma llamadas “ligaduras” o “juntas tóricas”. 

Los soportes generalmente están hechos de acero inoxidable. Los alambres están hechos de aleaciones de metal y brindan una fuerza suave y constante para mover los dientes.

Ventajas y Desventajas de la Ortodoncia con Metal.

Los aparatos ortopédicos tradicionales podrían ser más efectivos para tratar el apiñamiento extremo que otras opciones, como los aparatos ortopédicos transparentes o los alineadores Invisalign, y son menos costosos. Le dan a su ortodoncista el control que necesita para mover los dientes en pequeños incrementos a la vez. La principal desventaja de los frenos tradicionales es la apariencia de la boca de metal. Si bien la ortodoncia menos notoria como Invisalign puede parecer una mejor opción para aquellos que son conscientes de su apariencia, los frenos de hoy son más atractivos visualmente que en años anteriores, con una gama de opciones de color tanto para los frenos como para los elásticos. El uso de este tipo de aparatos ortopédicos también significa que no tiene que preocuparse por perder los alineadores.

Cuidados de Braces

Si usted y su dentista deciden que los frenos metálicos son la opción correcta para sus necesidades de ortodoncia, algunas cosas a tener en cuenta incluyen.

  • Evite los alimentos que no son compatibles con los frenos. Evite los alimentos masticables, como los caramelos u otros dulces blandos, así como los alimentos muy duros o crujientes que podrían dañar sus aparatos ortopédicos. Ciertas frutas y verduras pueden atascarse en los frenillos y deben cortarse en trozos pequeños. Es probable que su médico le dé una lista de alimentos que debe evitar para mantener sus frenillos en buen estado y disminuir el riesgo de caries.
  • Cepíllese y use hilo dental apropiadamente. El cuidado adecuado de sus dientes siempre es importante, pero es especialmente cierto cuando tiene aparatos ortopédicos. Cepillarse los dientes y usar hilo dental con regularidad hará que sus frenillos se vean bien y lo ayudará a evitar que se manchen los dientes. Su dentista puede recomendarle que use un cepillo especial diseñado para entrar en las grietas y diferentes superficies de los aparatos metálicos. Puede tomar algo de práctica aprender a cepillarse los dientes y usar hilo dental alrededor de los frenillos, pero se volverá más fácil con el tiempo.
  • Mantenga sus citas de seguimiento. Ver a su dentista y ortodoncista regularmente permite que se realicen ajustes a los aparatos ortopédicos y le brinda la oportunidad de resolver cualquier pregunta o inquietud.

Tendrá que usar los frenos durante un largo período, por lo que es importante seguir las instrucciones de su ortodoncista y cuidarlos adecuadamente. Si bien los frenos pueden parecer un inconveniente, una vez que termine el tratamiento, su nueva sonrisa será toda la recompensa que necesita.